En este momento estás viendo Norcorea: la misteriosa Kim Yo Jong sorprende a Occidente – Télam

Norcorea: la misteriosa Kim Yo Jong sorprende a Occidente – Télam

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:Noticias
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

[ad_1]

 
La destrucción por parte de Corea del Norte de un edificio de enlace con Corea del Sur, urgido por sus necesidades económicas, amenaza con reactivar el conflicto entre Pyongyang y Estados Unidos, adormecido por la pandemia de coronavirus, y abona el surgimiento de la carismática Kim Yo Jong, hermana del líder norcoreano Kim Jong-un.

Fue ella, precisamente, quien había amenazado la semana anterior con destruir dichas instalaciones construidas por Seúl en la ciudad norcoreana de Kaesong, muy cerca de la zona de demarcación entre ambos países, a un costo de ocho millones de dólares.

La medida del Gobierno norcoreano fue en respuesta al envío de globos con propaganda contraria a Pyongyang, por parte de activistas norcoreanos desde surcorea, según la prensa surcoreana.

Desde su apertura en septiembre de 2018, ese complejo de enlace había funcionado como una embajada de facto entre los dos Coreas.

 
Kim Yo Jong, de 32 años (cuatro años menos que Kim), estudió al igual que su hermano en una escuela pública de Suiza y luego obtuvo una licenciatura en Informática en la Universidad Kim Il Sung.

Ganó notoriedad cuando a mediados de febrero de 2018 viajó a Corea del Sur para asistir a los Juegos Olímpicos de Invierno y reunirse con el presidente de ese país, Moon Jae-in.

En ese momento, la jefa de propaganda del Gobierno de Corea del Norte causó una buena impresión en el Gobierno surcoreano.

«En mi opinión la medida llevada adelante por Pyongyang, el pasado 16 de junio, se enmarca en la búsqueda de concesiones frente a Seúl», dijo a Télam Gustavo Cardozo, profesor en Relaciones Internacionales de la Universidad Regional del Noroeste del Estado brasileño de Rio Grande do Sul (Unijui).

Para este analista, la actitud de Pyongyang de destruir dicho edificio, de cuatro pisos, «responde a una medida considerada justa a los ojos del Gobierno de Kim frente a las promesas incumplidas por parte de Corea del Sur de mayor ayuda económica y financiera».

Podría desatarse una escalada de violencia, si la crisis no se resuelve en el corto plazo

Gustavo Cardozo

«Por lo tanto, creo que podría desatarse una escalada de violencia, si la crisis no se resuelve en el corto plazo», opinó Cardozo.
A fines de 2019, el propio Kim advirtió sobre la «grave situación» que vivía la economía de Pyongyang, acosada por las sanciones de las Naciones Unidas.

En julio pasado, el Banco Central de Corea del Sur dijo que la economía norcoreana se redujo en un 4,1 % en 2018, la mayor reducción desde la hambruna de la década de 1990, según informes de prensa.

Luego de la destrucción del edificio de enlace, que algunos analistas interpretan también como una presión para que Seúl presione a Estados Unidos para que dicho país vuelva a la mesa de negociaciones con Pyongyang, las fuerzas armadas surcoreanas reforzaron la vigilancia en la península.

La demolición de la oficina fue calificada de «inaceptable» por la Unión Europea (UE). Rusia, por su parte, pidió «contención» a las dos Coreas que entre 1950 y 1953 mantuvieron una guerra que culminó con un armisticio en el llamado Paralelo 38.

 
En aquella contienda bélica, Estados Unidos apoyó a Corea del Sur, mientras que Rusia, China y otros aliados comunistas respaldaron a los norcoreanos.

La situación empezó a deteriorarse luego del fracaso de la última cumbre entre Kim y el presidente estadounidense, Donald Trump, realizada el 28 de febrero de 2019 en Hanoi, Vietnam, que concluyó abruptamente luego de que la Casa Blanca se negará a levantar las sanciones económicas que pesan sobre Pyongyang.

En aquella oportunidad se preveía la firma de un acuerdo conjunto, que incluyera el desarme nuclear norcoreano.

Según algunos analistas, la cooperación entre las dos Coreas no puede seguir adelante si no se alivian las sanciones económicas que pesan sobre Pyongyang; por lo tanto creen que es fundamental la reactivación del diálogo entre la Casa Blanca y Corea del Norte.

Trump, por su parte, no parece muy interesado en participar de la crisis entre Pyongyang y Seúl, en momentos en que tiene que resolver la crisis de la pandemia y su propia reelección.

Kim Jong-un es otro de los ejes de la crisis entre las dos Coreas. El líder norcoreano ha estado este año ausente de varios actos públicos de la península, estimulando los rumores sobre un posible deterioro de su salud.

Por ese motivo, crecen las especulaciones sobre la posibilidad de que su hermana Kim Yo Jong se convierta en la hereda de la dinastía norcoreana, fundada por Kim Il Sung en 1948.



[ad_2]

Source link

Deja una respuesta